En los tiempos que corren, casi todos sabemos que la actividad física es necesaria para mantener la salud. Sin embargo, en la forma de vida de muchas familias vemos que el ejercicio físico no se contempla como algo necesario. Así, muchos padres consideran que el niño ya hace ejercicio físico suficiente con la asignatura de educación física en los colegios.  Y no lo es.

¿Qué actividad física es adecuada en la infancia y adolescencia?

La actividad física es fundamental para mantener la salud, por lo que es un hábito que debemos transmitir desde la infancia. Muchos niños no practican más ejercicio que el que realizan en la asignatura de educación física del colegio. Con suerte, otros incorporan actividades físicas extraescolares, con frecuencia deportes, pero también otras no estrictamente deportivas (psicomotricidad, baile, hip-hop), que son igualmente beneficiosas.

Edad preescolar

En la etapa preescolar debemos insistir en la necesidad (y la utilidad) del “juego activo”. Los niños de esta edad exploran sus capacidades, disfrutan de echar carreras a los adultos que están con ellos, saltar, trepar, utilizar los columpios… en un entorno seguro (evitando los riesgos del tráfico, objetos peligrosos, utilizando protecciones), es la mejor manera que tienen de realizar ejercicio físico y mejorar su coordinación.

Edad escolar

actividad física niños niñasEn lo posible, es bueno que los adultos también realicemos actividad física con ellos, dando ejemplo a nuestros hijos, mejorando nuestra salud, y compartiendo con ellos la actividad, consiguiendo muchas veces disfrutar a la vez del ejercicio y la familia. Es habitual ver a familias enteras recorriendo senderos a pie o en bicicleta, pero también empieza a ser frecuente ver a padres y madres que van a correr con sus hijos, jugando a deportes de raqueta, e incluso en actividades como el baile organizadas para familias.

Adolescencia

Cuando llegan a la adolescencia es habitual que se reúnan con sus amigos para realizar deporte juntos, por ejemplo jugando al fútbol o deportes de raqueta, y también muchos de ellos montando en bicicleta junto al resto de su pandilla. Es bueno ofrecerles la libertad para estas actividades cuando su madurez lo permita, pero insistiendo en su seguridad, y recordando llevar el casco y protecciones siempre en actividades de riesgo (ciclismo, skate, deportes de aventura, etc.), ya que es una etapa en la que las lesiones por caídas son frecuentes.

actividad física niños niñasSegún la encuesta “Children in the city” realizada por la Fundación Española del Corazón (FEC), la World Heart Federation (WHF) y la Union Of European Football Associations (UEFA)

– el 85% no realiza la hora diaria mínima de ejercicio físico recomendada por la OMS para niños entre 5 y 17 años.

– el 23% de los pequeños reclaman más implicación de los padres en el ejercicio físico, ya que el 17% nunca realiza deporte en familia.

Termino con un consejo que a veces tengo que dar en la consulta: nunca os preocupéis por tener un niño físicamente activo desde edades tempranas, si cuesta esfuerzo mantener su ritmo o si destroza el calzado cada mes. Preocupaos más bien si en alguna etapa de su desarrollo empieza a cambiar el aire libre por las pantallas, si le da pereza salir a jugar a la calle, o  si empieza a gastar menos el calzado que el sillón. Si ese momento llega, entonces si, no dudéis en consultar.

The following two tabs change content below.
Santy Conde

Santy Conde

Médico pediatra en atención primaria. Miembro de los grupos de trabajo de Epidemiología y Diabetes 2.0 de la Sociedad Española de diabetes y del grupo de trabajo de Diabetes de la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica. Twitter: @SeisDoble26