Dime tú país, cómo vives, y te diré tu riesgo de diabetes tipo 2

Aunque en nuestro entorno está bastante bien asumido que el riesgo de diabetes tipo 2 es inversamente proporcional al nivel de ingresos y cultural, esta relación en países en vías de desarrollo es, paradójicamente, la contraria  

gasto_sanitarioAunque es una cuestión sobre la que ya hemos hablado de forma profusa en este blog es necesario hacer un llamamiento especial; así que… ¡ojo a este dato!: Se considera que la diabetes tipo 2 es la enfermedad crónica de mayor crecimiento en el mundo. Los datos más actualizados procedentes del Atlas Mundial de la Diabetes (publicado periódicamente por la International Diabetes Federation, IDF) sostienen que si en 2019 contamos con un censo estimado de 463 millones de personas con diabetes en todo el mundo, para 2045 se proyecta una cifra que ronda los 700 millones de casos. Así, por término medio y dentro del panorama mundial, se estima que cada 8 segundos se produce un fallecimiento fruto de la diabetes o de sus complicaciones. A su vez, el gasto que genera esta enfermedad es igualmente escalofriante: La IDF calcula que el coste directo anual destinado a la diabetes en el mundo es de 760.000 millones de dólares. Y se pronostica que para 2030 y 2045, estos costes directos alcancen los 825.000 y 845.000 millones de dólares, respectivamente. A todo ello, habría que sumar el coste indirecto (derivado de el fallecimiento prematuro, la discapacidad y otras complicaciones asociadas a la diabetes), estimándose que esta clase de costes incrementan en un 35% el coste directo anteriormente mencionado.

¿Me tocará a mí, te tocará a ti?

Los determinantes del riesgo de diabetes tipo 2 se han centrado de forma característica con ciertas variables metabólicas y fisiológicas tales como el peso, el perímetro de la cintura, la presión arterial, etcétera. Pero si damos un paso atrás, podemos observar que estos valores objetivos se pueden relacionar con los estilos.  No será por casualidad que la propia IDF sostenía en su informe de 2015 que unos hábitos de vida adecuados podrían prevenir el 70% de los casos de diabetes tipo 2. ¡El 70%!

20191219_091956_2019_IDF_Advocacy_Guide_ES-1Pero en muchos ca