La diabetes avisa (solo si quieres escucharla) y se llama prediabetes

La prediabetes aúna  un conjunto de signos que nos avisan, si sabemos escucharlos (es fácil) de la cercanía de un diagnóstico más aciago y difícilmente reversible, la diabetes. Tomar el control entonces es más efectivo que más tarde.  

La diabetes tipo 2, esa que antiguamente se conocía como la diabetes del adulto, es ese conjunto de trastornos metabólicos que cursan con una concentración elevada de glucosa en sangre debida a un defecto en la producción de insulina o una resistencia a la acción de la misma (entre otros signos). Las causas de esta diabetes son diversas, incluida la predisposición genética, pero más allá de ella, los estilos de vida en relación con unos malos estilos de vida referidos a la alimentación y la actividad física tienen mucho que decir. Pero que mucho.

De hecho, esos malos hábitos que son parte del signo de nuestro tiempo (con una alimentación especialmente rica en productos azucarados, alimentos ultraprocesados y un estilo de vida marcado por un recalcitrante sedentarismo) desempeñan un papel crucial en el debut de la diabetes tipo 2, te lo contamos en este post al principio de esta andadura.

Los datos, que  nos dan la razón a la hora de hacer esta valoración, son elocuentes por sí solos: se estima que hay 425 millones de personas en el mundo con diabetes, y que las previsiones para 2035 son que el planeta acoja a 592 millones de pacientes con esta enfermedad.