Las células epiteliales de la mucosa bucal no se trata de saliva sino de las células que recubren el interior de la boca. El epitelio bucal es el tejido formado por varias capas de células unidas entre sí, que recubren la superficie libre de la boca, y constituyen el revestimiento interno de las cavidad. Su recogida es sencilla y tienen la información genética de la persona.