El laboratorio de Patia se encarga de procesar tu muestra de ADN y comprobar cuál es tu riesgo genético a desarrollar diabetes tipo 2, a través del análisis de las variantes genéticas asociadas a esta enfermedad.