Cualquier persona, sin importar su edad, puede hacerse el test genético. La prueba es indolora y muy útil.