Tomar la muestra para la prueba de predisposición genética a la diabetes tipo 2 en niños y niñas es muy sencillo. Simplemente deberás intentar que no coman durante la hora anterior a la toma de la muestra. Antes de recoger la muestra, deberás masajear suavemente su mejilla durante 30 segundos. Después, introduce la torunda en su boca y frota la parte interior de su mejilla, hacia arriba y abajo durante un minuto.