Cada célula contiene 23 pares de cromosomas que portan la información genética que nos hace únicos. Llamamos muestra a la toma de algunas de estas células de nuestro organismo para poder identificar su material genético, su ADN, que es la molécula que contiene la información genética necesaria para el desarrollo de las funciones biológicas de los organismos vivos, y es responsable de su transmisión hereditaria.