Asociación bidireccional entre la periodontitis y la diabetes tipo 2

El reconocimiento de la relación clínica y patógena de la periodontitis con la salud general y la enfermedad, incluida la diabetes, ha revelado nuevas perspectivas relativas a la prevención y al tratamiento

Es muy probable que te suene algo extraño, pero más allá de la obesidad como factor de riesgo para padecer diabetes tipo 2 existen otros factores menos conocidos y, atento, porque son más fácilmente modificables, más agradecidos aún, para reducir el riesgo de este tipo de diabetes.http://

Hoy me voy a referir a la periodontitis como factor de riesgo de la diabetes. Y viceversa; porque la diabetes también es a su vez factor de riesgo para la periodontitis. Y no, no es que no sepamos qué fue primero, si el huevo o la gallina, ya que ambas situaciones son consideradas un factor de riesgo recíproco.

Antes de continuar hemos de dejar claro a qué nos referimos cuando mencionamos la periodontitis, y la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos nos lo deja bien claro: se trata de la inflamación e infección de los ligamentos y huesos que sirven de soporte a los dientes. Tienes toda la información al respecto (síntomas, causas, tratamiento, expectativas y prevención) en este enlace 

¿Cómo pueden estar relacionados la periodontitis y la diabetes tipo 2?

En el artículo publicado en la revista NatureDiabetes mellitus and periodontitis: a tale of two common interrelated diseases” (Diabetes mellitus y periodontitis: la historia de relación entre dos enfermedades comunes) nos lo explica claramente:

  • NATURE periodontitis & type 2 diabetes La diabetes conlleva una respuesta hiper inflamatoria. En estas circunstancias la posible reparación de los efectos de la placa bacteriana en la cavidad oral se ve mermada debido a la capacidad que tienen los receptores y ligandos celulares ocupados de nuestra defensa. Es decir, la diabetes implica un riesgo para la periodontitis.
  • A la vez y por su parte, la periodontitis afecta de manera negativa al control glucémico en aquellos pacientes con diabetes y de esta forma contribuir al desarrollo de sus complicaciones. El efecto adverso de las infecciones periodontales en la diabetes se explica en principio por el aumento de la inflamación sistémica, que de algún modo contribuye a la resistencia a la insulina. Y en este caso se puede concluir que la periodontitis es un riesgo para la diabetes.

Y entonces ¿qué podemos hacer?

Merece tomarse en serio la importancia de esta relación biunívoca. Los pacientes con diabetes no controlada son propensos a la periodontitis y la periodontitis se asocia con un peor control de la glucemia, que está asociado a complicaciones microvasculares.

Además, la periodontitis también puede contribuir a complicaciones macrovasculares a través de la inflamación sistémica tal y como se ha comentado y, por tanto, a los problemas asociados con un peor control de los lípidos plasmáticos (con las distintas fracciones del colesterol, triglicéridos, etcétera). Por todo ello, la periodontitis es un fuerte predictor de la mortalidad derivada de complicaciones cardiacas o renales en pacientes con diabetes.

Según un reciente estudio de intervención las revisiones periódicas al dentista, y llegado el caso, el abordaje a tiempo de la periodontitis podrían ser dos elementos importantes en el tratamiento eficaz de la diabetes tipo 2. Y es que en este estudio se constató que la reducción de la hemoglobina glicada (un parámetro que refleja de forma bastante fiable el promedio de glucosa en sangre en periodos más o menos largos) entre los pacientes con diabetes que recibieron tratamiento para su periodontitis fue de una magnitud similar a aquella que se podría haber esperado con el uso tratamiento farmacológico. Por su parte, en aquellos pacientes con diabetes que no recibieron mayor atención sobre su periodontitis no se observaron mayorDentista y diabetes tipo 2es cambios sobre la hemoglobina glicada.

Así, tanto en pacientes predispuestos como en aquellos que están ya diagnosticados de diabetes, se recomienda una revisión en el dentista, con una frecuencia cuando menos bianual, para realizar una higiene bucal en profundidad y retirar, si es el caso, la placa bacteriana, también llamado biofilm dental u oral.

Por cierto, a todos los lectores que os acercáis hasta aquí periódicamente quería aprovechar esta oportunidad para desearos toda la posible felicidad en estas señaladas fechas y millones de gracias por vuestras atenciones durante este año. Esperemos seguir leyéndonos en este 2019.

The following two tabs change content below.
Juan Revenga
Me formé como Dietista-Nutricionista y Biólogo en la Universidad de Navarra. Ejerzo la profesión de Dietista-Nutricionista como consultor, una actividad con la que me encuentro plenamente identificado y que practico en virtud de la evidencia científica más actual. Compagino mi trabajo en la Universidad San Jorge como profesor en la Facultad de CC. de la Salud, con labores de divulgación en materia de nutrición, alimentación y salud en distintos medios de comunicación. Soy miembro de la Fundación Española de Dietistas-Nutricionistas (FEDN), formo parte tanto de su Comité Científico como de su Comité Técnico Asesor y he sido presidente y fundador del Colegio Profesional de D-N de Aragón (CPDNA). Soy un activo usuario de las redes sociales y si quieres me puedes seguir en twitter (@juan_revenga) o en Facebook.