Prevenir la obesidad infantil y diabetes tipo 2: un reto para la salud

La cifra de niños y adolescentes con obesidad está creciendo de manera alarmante. Este aumento excesivo de peso pone a estos niños y niñas en riesgo a la aparición temprana de la diabetes tipo 2. Esta peligrosa tendencia supone un reto para la salud que debemos enfrentar con medidas para prevenir estas patologías desde la infancia, momento en el que se instauran los hábitos de vida para la edad adulta.

Muchas de las dolencias que ponen en peligro la vida, como las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes tipo 2, a menudo son consecuencia de la obesidad infantil.

La cifra de niños y adolescentes con obesidad – con edades comprendidas entre 5 y 19 años de edad – se ha multiplicado por 10 en las últimas cuatro décadas. En España 2 de cada 10 niños tienen sobrepeso y uno de cada 10 obesidad, es decir, “el 27,8% de los menores presenta algún tipo de problema de peso, que con los años puede desembocar en diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares”.

obesidad infantil diabetes reto para la salud

“Los niños obesos y con sobrepeso tienden a seguir siendo obesos en la edad adulta y tienen más probabilidades de padecer a edades más tempranas enfermedades no transmisibles, como la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares”, según la OMS.

Diabetes tipo 2: epidemia paralela a la obesidad infantil

El problema de la obesidad infantil – catalogada por la OMS como pandemia global – es consecuencia del sedentarismo y la mala alimentación. A medida que crece la epidemia de obesidad, crece la epidemia paralela de diabetes tipo 2, una de las peores consecuencias de nuestro estilo de vida.

Tenemos que convencernos de la importancia de instaurar hábitos de vida saludables desde la infancia, ya que está en juego la salud de las generaciones futuras. Intervenir a tiempo es fundamental, especialmente si tenemos riesgo genético a desarrollar la diabetes tipo 2.

obesidad infantil diabetes reto para la salud

El punto de partida: hábitos a evitar

Seguir una alimentación saludable y ser activos físicamente, son las claves para prevenir la obesidad y la diabetes tipo 2 en la infancia. No obstante, conviene destacar dos puntos sobre los que incidir para que el cambio de hábitos sea efectivo, ya que tienen mucho peso en el desarrollo de la obesidad infantil:

  • En cuanto a la alimentación, más que qué comer, la clave está es qué no comer. ¿Qué alimentos evitar? Refrescos y bebidas azucaradas – quizás te sorprenda saber la cantidad de azúcar que contienen batidos, zumos y bebibles infantiles -, galletas, bollería industrial, cereales industriales azucarados, chucherías… alimentos con alto contenido en azúcares y grasas.
  • En cuanto la actividad física, de igual manera a la alimentación, las pautas de ejercicio para niños y niñas tienen en cuenta un hábito a evitar o limitar; el tiempo de exposición a pantallas:

Actividad física sedentarismo niños

Consejos para prevenir la obesidad y la diabetes tipo 2

Evitar los alimentos no saludables y el sedentarismo son un punto de partida en la prevención. Para fomentar hábitos saludables en niños y niñas, la forma más eficaz siempre es desde el ejemplo. Por eso, tanto para adultos como para niños estas son las pautas recomendadas:

Seguir una alimentación saludable y realizar actividad física son pautas fundamentales para prevenir la epidemia de obesidad y la diabetes tipo 2. Pero además, debemos esforzarnos en dar ejemplo y promover una vida saludable en familia.

The following two tabs change content below.
Itziar M. Ceberio

Itziar M. Ceberio

Social Media y Comunicación de Patia. Escribo sobre estilo de vida saludable, consejos, recetas e ideas para llevar una vida activa y sana. Consejos que pongo en práctica en primera persona, porque me preocupa mi salud y la de mi familia.