Perder peso después de un diagnóstico de diabetes tipo 2 aumenta las posibilidades de remisión

La diabetes tipo 2 ha constituido tradicionalmente una patología relativamente parecida a la diabetes tipo 1 en el sentido de que, el resultado final, muy en esencia, era muy similar en ambos diagnósticos, aunque las causas que llevaban a uno u otro tipo de diabetes fueran diferentes. Al final, en ambos casos, se produce una insulinodependencia, y si la diabetes tipo 1 era incurable, pues la diabetes tipo 2 también. Eso creíamos. Pero estábamos equivocados… quién lo iba a decir. (Para conocer las diferencias entre diabetes tipo 1, tipo 2 y gestacional, te sugiero que consultes este enlace).

Teniendo en cuenta que en este canal siempre hemos estado alerta al respecto los avances en este terreno para poder vosotros, es preciso recordar que ya en 2016 nos hacíamos eco de “nuevas esperanzas” ya no solo en el tratamiento dietético de la diabetes tipo 2, algo bastante básico y conocido desde antaño aunque no siempre bien asumido, sino también en su posible curación (en este enlace tienes a tu disposición las últimas recomendaciones de la American Diabetes Association sobre terapia nutricional en diabetes. Y esas esperanzas son, cada vez más, realidades palpables.

Un nuevo y edificante estudio publicado en enero de este mismo año, ha ahondado en la línea de trabajos