¿Cuántos euros nos cuesta a los españoles la obesidad?

 Se habla de forma grandilocuente cuando se mencionan los costes económicos de la obesidad, pero pocas veces se hace de forma concreta. Hasta ahora. Un reciente informe nos advierte que, para hacer frente a los gastos derivados de la obesidad, cada español paga 265€ de más cada año con sus impuestos

Escasa repercusión mediática a pesar de los estremecedores datos

El pasado 10 de octubre la OCDE (La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) publicó un informe titulado La Pesada Carga de la Obesidad: Economía de la prevención –The Heavy Burden of Obesity: The Economics of Prevention– que arrojó una serie de datos estremecedores al respecto del impacto que la obesidad. Su finalidad, no era otra que la de ofrecer uno de los argumentos más incontestables para la toma de decisiones: aportar un argumento económico -urgente- para aumentar las inversiones en políticas de promoción de estilos de vida saludables, y examinar los gastos, la eficacia y la rentabilidad previstos de las inversiones en la lucha contra un problema de salud creciente en todo el mundo. La verdad es que es un informe que a pesar de lo elocuente y lo noticiable de sus datos apenas a pasado sin pena ni gloria por los medios de comunicación españoles. Déjame decirte que los datos de España no difieren demasiado de los datos de los países de su entorno, y si lo hacen es para empeorar la media. Déjame que les echemos un vistazo rápido, no tienen desperdicio:

 Gasto_Obesidad_Europa

Para llegar a estos datos la OCDE se basó en las cifras de la última encuesta europea de salud de 2017. En este enlace se muestra la evolución ponderal de los españoles en los últimos 30 años.

Más de la mitad de la población adulta en España padece sobrepeso u obesidad.  Los españoles vivimos 2,6 años menos de media debido al sobrepeso y a la obesidad.

  • Al tratamiento del sobrepeso y la obesidad se destinan el 9,7% del gasto total en salud.
  • Reducen la producción del mercado de trabajo en una cuantía equivalente a 479.000 trabajadores a tiempo completo por año.
  • Todo ello se traduce en que en España el sobrepeso y la obesidad reducen el PIB en un 2,9 %.
  • Para cubrir estos costes, cada ciudadano español paga 265 euros adicionales de impuestos al año.

Cifras que dan miedo

Sí, las cifras asustan y es que, tal y como se contrastó en este este estudio (publicado en 2011, pero con datos referidos a 2006/07) y centrado en la población británica, el tratamiento del sobrepeso y de la obesidad supera de largo (cerca de un 33% más) los costes de los tratamientos destinados a tratar el tabaquismo, al igual que superan los destinados al tratamiento del alcoholismo (y por un margen similar). Según datos aportados por Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, en España y en 2012 el 7% del gasto sanitario anual estuvo relacionado con el tratamiento del sobrepeso y la obesidad. Un valor relativo, que en cifras absolutas arroja la friolera de 5.000 millones de euros al año. La perspectiva no es nada halagüeña: 7% del gasto sanitario en 2012 según los datos de la AESAN, y el 9,7% según las cifras del informe de la OCDE recién publicado.

weight-loss-2036969_640

Decía antes que en mi opinión ha habido una escasa repercusión mediática, y la poca que se ha publicado se ha centrado en buena parte de las cifras ya comentadas. Pero hay un dato que ha pasado por encima de la totalidad de los medios de comunicación, y que a mí se me antoja uno de los más importantes. En el apartado de las “soluciones” o de las políticas que debieran seguirse para frenar la sangría económica que suponen el tratamiento del sobrepeso y de la obesidad, el informe de la OCDE anuncia que por cada euro invertido en prevención el retorno es de seis euros y que -y esto es lo más importante- hace un desglose de las áreas de intervención más sensibles para obtener resultados más rápidos. Pues bien, esa área sobre la que más rentable sería hacer la primera inversión es… la regulación de la publicidad. Sí, la misma área que en 2013 defendía a brazo partido la entonces Directora General de la OMS, Margaret Chan. Es decir, primero de todo, regular los desmanesmedidas de la industria, que en concreto aquí en España campa a sus anchas sin un mayor control efectivo. Una circunstancia que se ha encargado de denunciar el investigador Miguel Ángel Royo-Bordonada, tantas y tantas veces, por ejemplo en este reciente trabajo: “Captura corporativa de la salud pública”.

Más allá de la regulación publicitaria el informe de la OCDE apuesta por políticas relacionadas con la inclusión de información nutricional en los menús (en este aspecto, lo reconozco, el informe me ha defraudado bastante, ya que un servidor apenas le trasladaría un mayor impacto a esta medida, al menos a priori); la mejora del entorno laboral facilitando la actividad, y las campañas masivas de sensibilización en los medios de comunicación… entre otras.

La necesidad de liderazgo por los gobiernos

Sea como fuere y, haciendo bueno aquel monográfico -soberbio- de 2015 en The Lancet: “Replanteamiento y reformulación de la obesidad” mucho tenemos que cambiar el paradigma si queremos empezar a echar el freno y desde luego, con los postulados de aquel monográfico estamos muy, pero quemuy, muy lejos. Recordemos que la primera reflexión que nos hacían es: “La epidemia de la obesidad no revertirá en tanto en cuanto los gobiernos no asuman el liderazgo en este tema”. Y los gobiernos, en concreto el nuestro, no creo que en los últimos 20 años haya estado tan lejos como lo está ahora de asumir ese liderazgo.

OECD (2019), The Heavy Burden of Obesity: The Economics of Prevention, OECD Health Policy Studies, OECD Publishing, Paris, https://doi.org/10.1787/67450d67-en.

Enlaces de interés para leer el informe de la OCDE: “La Pesada Carga de la Obesidad: Economía de la prevención”:

  • El informe se puede leer íntegro en este enlace (en inglés)
  • Tienes un resumen en español en este enlace
  • Para los más perezosos aun hay, en este otro enlace, un resumen del resumen, también en español
  • Todas las cifras resumidas país por país en este enlace

La implementación de un paquete combinado de políticas para estimular un replanteamiento podría prevenir enfermedades no transmisibles, reducir el gasto en salud y aumentar la productividad de la fuerza de trabajo.

The following two tabs change content below.
Juan Revenga
Me formé como Dietista-Nutricionista y Biólogo en la Universidad de Navarra. Ejerzo la profesión de Dietista-Nutricionista como consultor, una actividad con la que me encuentro plenamente identificado y que practico en virtud de la evidencia científica más actual. Compagino mi trabajo en la Universidad San Jorge como profesor en la Facultad de CC. de la Salud, con labores de divulgación en materia de nutrición, alimentación y salud en distintos medios de comunicación. Soy miembro de la Fundación Española de Dietistas-Nutricionistas (FEDN), formo parte tanto de su Comité Científico como de su Comité Técnico Asesor y he sido presidente y fundador del Colegio Profesional de D-N de Aragón (CPDNA). Soy un activo usuario de las redes sociales y si quieres me puedes seguir en twitter (@juan_revenga) o en Facebook.