Posiblemente el mejor paciente del mundo con diabetes tipo 2

Avelino tiene 77 años, le diagnosticaron diabetes tipo 2 con 40, llegó a usar 60 unidades de insulina/día, y hace más de 10 años dejó de usarla. Hoy se encuentra mejor que nunca; Esta es su historia

Maldita la gana que he tenido nunca de empezar un artículo con un “clickbait”. Y este de hoy, aunque lo parece, no va a ser el primero de mi carrera. Eso sí, átate los machos porque vas a conocer casi de primera mano un caso alucinante de mejora, quién sabe si de curación, de la diabetes tipo 2.

IMC avelino paciente diabetesEmpiezo por el principio y te pongo en antecedentes. En pleno confinamiento recibí un correo a través del formulario de contacto de mi blog en el que un tal Avelino, tras haber accedido a mi blog y contenidos me solicitaba una “consulta”: tenía diabetes tipo 2. Tras ponerme en contacto con él de forma más estrecha mediante el móvil, me informa de su caso: hace más de treinta años pesaba 78 kg -una cifra más que respetable si tenemos en cuenta que Avelino mide 1,55m, lo que arroja un IMC de 32,5- y que hoy pesa 55kg (IMC = 24,1) y le diagnosticaron la enfermedad. Tras contar desde el inicio con un tratamiento farmacológico a base de antidiabéticos orales, a la vuelta de dos meses la diabetes seguía estando totalmente descontrolada y hubo de incorporar la insulinoterapia a dicho tratamiento. Llegó a emplear 60 unidades/día de ella, además de 12 pastillas para tratar otras comorbilidades asociadas a su caso.

Así que como comprenderás, vista su evolución y conociendo el entusiasmo que me transmitió Avelino no pude por menos que reconducir la relación y ser yo el que le pedía “consulta” a él. Quería aprender y, es más, quería dar a conocer su caso a través de este medio. Y créeme que te sorprenderás del grado de compromiso de Avelino con su estado de salud, interviniendo para ello en sus estilos de vida e iniciando un blog cuyos datos son sencillamente espectaculares.

Y dicho y hecho, convenimos por teléfono una videoconferencia (tan en boga a raíz de los últimos acontecimientos) y preparé una batería de 23 preguntas con las que sacar todo el jugo posible a este ejemplo de entereza y compromiso con su diabetes. A continuación, tienes toda la información que he preparado fruto de aquella entrevista de más de tres cuartos de hora de principios de junio.

El programa “El paciente activo” tuvo “la culpa”

paciente activo diabetes avelinoAvelino reconoce que el programa conocido como “El paciente activo” del Departamento de Salud del Gobierno Vasco (Osakidetza) tuvo mucho que ver en su implicación y motivación para obrar este milagro: perder mas de un 25% de su peso y prescindir de la insulina (en concreto, recuerda, el 9 de noviembre de 2009). Se trata de un programa de educación en autocuidados para que aquellas personas que padezcan enfermedades crónicas o que sean responsables de su cuidado, puedan conocer mejor su enfermedad, así como aquellos hábitos o conductas que les harían conseguir un mejor estado de salud. En corto: se trata de empoderar al paciente al respecto de su caso. Para ello se preparan talleres, jornadas y otras actividades entre pacientes o entre “iguales” que son dirigidos por cuidadores y diversos profesionales sanitarios.

El caso es que, gracias a los cuidados, las enseñanzas y a la motivación del personal sanitario (de la enfermería y de la medicina) de los Centros de Salud La Paz de Cruces y Retuerto y del Hospital también de Cruces, Avelino fue mejorando y adaptando su tratamiento farmacológico en virtud de los avances en sus analíticas cotidianas. Diarias y recurrentes, como es habitual en todos aquellos casos, como este, a la hora de controlar la glucemia, en especial si son pacientes en los que se aplica la insulinoterapia, como le pasaba a Avelino. Tal y como puedes imaginar, todos esos cambios en los estilos de vida se llevaron a cabo en materia de alimentación y de actividad física.

Te podría contar de palabra cómo se ha alimentado y se ha movido Avelino estos últimos años, pero es mejor que os lo cuente él mismo. ¿Cómo? pues consultando una de las cosas más asombrosas y dignas de alabanza de su proceso: su blog. Un recurso-proyecto-realidad que según me contó Avelino también nació a consecuencia del programa “El paciente activo” en base a los contactos, recursos, aprendizajes y motivaciones a los que se accede en dicho programa.

El blog de Avelino: libre de insulina

El blog, no te lo pierdas es https://libredeinsulina.wordpress.com/ (os lo dejo así, para que no haya duda), y en él vas a encontrar toda esa energía de la que se nutre y que al mismo tiempo irradia Avelino, con el fin de hacer posible su admirable transformación. Hay varias cosas que destacan sobremanera en este rincón web, pero hay dos que me impactaron especialmente.

  • La primera, el mantener vivo, y con todo lujo de detalles, un diario dietético desde el mes de abril de 2015 hasta nuestros días. De esta forma, y ordenado mes a mes, Avelino ha ido colgando lo que ha comido en desayuno, comida y cena, todos los días. Y ojo, que eso no es todo, se ha tomado la molestia de hacerle una fotografía (a todo), ha calculado el valor energético de cada ingesta por separado y ha hallado igualmente los gramos de macronutrientes de estas (ya quisieran muchos dietistas-nutricionistas de hoy en día tener esa habilidad). Es francamente alucinante. Y además, cuelga un documento pdf al mes con todos los detalles de su alimentación (aquí el mes de noviembre de 2017… y así más de 5 años).
  • Y la segunda, el contrastar ya no solo el registro diario de su actividad física (como con la alimentación) si no también las andadas diarias, mensuales y anuales que se calza el bueno de Avelino desde años atrás. De este particular solo se tienen los registros de 2018 y 2019. En ellos salen medias diarias que van desde los 16,8 kilómetros diarios que anduvo en agosto de 2019 a los casi 32 kilómetros (sí, también diarios y de media) en el mismo mes de 2018.

Con estas medias, todos los días, no es de extrañar que salgan kilometradas anuales casi astronómicas de en torno a los 9.000 o incluso 10.000 kilómetros andando (imagino que más que los que muchas personas suman con sus coches o motos al año). En la conversación Avelino me trasladó que para alcanzar estas distancias diarias suele levantarse muy temprano, hace sus estiramientos, desayuna “fuerte” (tienes los ejemplos en su diario dietético) y camina cerca de 4 horas antes de comer. Luego, a media tarde y en compañía de su mujer, suele andar dos horas más. Y así todos los santos días. La media más habitual es de cerca de 23 km/día. Alucinante y encomiable.

La margarita de Avelino: más allá de “la dieta” y el ejercicio

El empuje de Avelino se pone de relieve más allá de los datos relativos a su alimentación y ejercicio (de por sí asombrosos). Y lo hace usando estrategias de comunicación francamente originales y generosas, como lo es la creación de mi margarita (la de Avelino, claro). La idea surgió a partir de la necesidad de encontrar una herramienta visual y rápida que, a modo de resumen o de ideario, contuviera todas las ideas básicas que Avelino ha ido aprendiendo en el programa “El paciente activo” (básicamente lo que a día de hoy se ha hecho tan popular bajo el término de infografía). El caso es que con la ayuda de una nieta que ha estudiado diseño gráfico, creó esa margarita que en sus 12 pétalos reúne los principales instrumentos e ideas que se trabajan en el programa. Podéis ver las 12 herramientas que utiliza Avelino para controlar su diabetes y mejorar su salud.

Os recomiendo muy vivamente pasaros por este ejemplo incomparable en la gestión de las enfermedades crónicas, y más en concreto de la diabetes tipo 2. Y más allá de lo comentado os paseéis, por sus post en los que da consejosagradece la labor de terceros, sin olvidar esa “carta a mi madrastra la diabetes”.

No quiero despedirme sin hacer alusión a todos aquellos perfiles que a la menor mención del caso de Avelino en redes sociales y de la posibilidad que él mismo me brindó para poder entrevistarle, saltaron a la palestra para alabar su persona y ejemplo. Véanse aquí o aquí y aquí.

Vaya desde aquí mi homenaje para Avelino con el deseo de que su ejemplo llegue a ser eso que se conoce como “tendencia”… o tal y como se dice hoy en día #trendintopic. Afortunadamente ya hay quién se empieza a hacer eco de forma abierta de su caso, por ejemplo, al ponerlo como referente de paciente con diabetes en situación de confinamiento.

The following two tabs change content below.
Juan Revenga
Me formé como Dietista-Nutricionista y Biólogo en la Universidad de Navarra. Ejerzo la profesión de Dietista-Nutricionista como consultor, una actividad con la que me encuentro plenamente identificado y que practico en virtud de la evidencia científica más actual. Compagino mi trabajo en la Universidad San Jorge como profesor en la Facultad de CC. de la Salud, con labores de divulgación en materia de nutrición, alimentación y salud en distintos medios de comunicación. Soy miembro de la Fundación Española de Dietistas-Nutricionistas (FEDN), formo parte tanto de su Comité Científico como de su Comité Técnico Asesor y he sido presidente y fundador del Colegio Profesional de D-N de Aragón (CPDNA). Soy un activo usuario de las redes sociales y si quieres me puedes seguir en twitter (@juan_revenga) o en Facebook.