5 hábitos saludables para cuidar tu salud cada día (y prevenir la obesidad y la diabetes tipo 2)

El sedentarismo y la mala alimentación tienen una influencia negativa sobre nuestra salud, las cifras de personas con obesidad y diabetes tipo 2 son su peor consecuencia. Promover hábitos saludables es fundamental para prevenir ambas patologías. Compartimos 5 hábitos fáciles de poner en práctica en tu día a día, que te ayudarán a cuidar tu salud y la de tu familia.

La epidemia mundial de obesidad y diabetes  – que afecta tanto a adultos como a niños y niñas – es la peor consecuencia de unos hábitos cada vez menos saludables. Cambios activos de estilo de vida como son la adopción de una alimentación saludable y la práctica de actividad física son la clave para la prevención ambas patologías, especialmente si tienes predisposición genética a su desarrollo.

5 hábitos saludables para prevenir la obesidad y la diabetes tipo 2

El 70 % de los casos de diabetes tipo 2 se pueden prevenir con un estilo de vida saludable, fomentar hábitos saludables y transmitirlos a nuestro entorno es fundamental:

plato saludable

  • Alimentación saludable: el método del plato

Verduras, frutas, cereales integrales y proteínas deben formar parte de toda alimentación saludable. El Método del Plato Saludable de Harvard es una guía sencilla y muy visual que nos ayuda a escoger los alimentos adecuados y, lo que es también muy importante, en las proporciones adecuadas.

  • Camina cada día

Los expertos recomiendan la práctica de ejercicio de intensidad moderada como caminar, bailar, andar en bici… durante 150 minutos a la semana (30 minutos/5 días por semana). Visto así, y según el ritmo de vida actual, nos puede parecer difícil la actividad física en nuestras rutinas. Esforzarnos en encontrar la manera de caminar cada día nos ayuda a mantenernos activos, además de mejorar nuestro bienestar y estado de ánimo.

5 hábitos saludables para prevenir la obesidad y la diabetes tipo 2

5 hábitos saludables para prevenir la obesidad y la diabetes tipo 2

  • Bebe agua

Cuando tengas sed, bebe agua, es la forma más saludable de mantenernos hidratados. Tomando agua estamos evitando otras bebidas fuente de calorías vacías: bebidas azucaradas, refrescos, bebidas alcohólicas (el Método del Plato ya hace especial hincapié en destacar el agua como bebida principal).

  • Crea tu rutina de sueño saludable

Dormir bien ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre, los trastornos del sueño se asocian con un mayor riesgo de obesidad, trastornos metabólicos y diabetes tipo 2. Leer, practicar ejercicio, mantener móviles y aparatos electrónicos fuera de la habitación durante el sueño, nos ayudarán a crear una rutina saludable para mejorar la calidad del sueño.

5 hábitos saludables para prevenir la obesidad y la diabetes tipo 2

food, junk-food, diabetes and unhealthy eating concept - close up of white lump sugar in woman hands

  • Mide tus niveles glucosa (especialmente si has tenido o tienes prediabetes)

Quizás no lo hayas hecho nunca, o no le prestes atención a tus niveles de glucosa en tus análisis periódicos de sangre. Pero conocerlos es importante para detectar índices irregularmente elevados, que pueden avisarte de una posible prediabetes (estadio previo a la diabetes tipo 2). Tomando medidas preventivas a tiempo esta prediabetes se puede revertir y podemos evitar la evolución a una diabetes tipo 2 irreversible.