Diabetes gestacional: una actualización basada en la evidencia

La diabetes gestacional (DG) se define de manera general como aquella situación en la que una mujer afronta por primera vez un diagnóstico de diabetes mellitus en el curso de un embarazo, y que se suele resolver o finalizar al término de dicho embarazo. La DG no incluye, por tanto, la situación de aquellas mujeres que padeciendo con anterioridad diabetes se quedan embarazadas en un momento dado.

Por lo general la DG suele ponerse de relieve desde el ecuador y hacia el final del periodo de gestación y como es fácil de prever por su nombre, cursa con resistencia a la acción de la insulina, intolerancia a la glucosa e hiperglucemia. Por razones obvias esta situación de hiperglucemia afecta también al desarrollo del feto en el útero, siendo una de las consecuencias más claras y directas el alumbramiento de bebés significativamente más grandes y de mayor peso que la media. Es lo que se conoce como macrosomía (peso al nacer superior a los 4 kg, o por encima del percentil 90 en las tablas de talla-para-la-edad).

Para tener una idea del riesgo de padecer DG es conveniente tener en cuenta los aspectos considerados por el Instituto Nacional de Excelencia en la Salud y los Cuidados (el NICE británico) y saber que se está en riesgo cuando se está en alguna de estas situaciones: