Si tienes riesgo de diabetes tipo 2 según Diabetespredict ¡no cenes tarde!

Hace unos días saltaba a las páginas de numerosos medios la notica de que «Cenar tarde aumenta el riesgo de diabetes en el 50% de la población por una variante genética». El equipo de investigación dirigido por la catedrática de la Universidad de Murcia Marta Garaulet, en colaboración con los investigadores Richa Saxena y Frank Scheer del Massachusetts General Hospital de Boston y la Universidad de Harvard, ha demostrado que cenar tarde afecta a la tolerancia a la glucosa, especialmente en aquellas personas que tienen una variante genética de riesgo en el receptor de la melatonina; se trata de la variante (MTNR1B) que está presente en el 50% de la población en España.

El trabajo del equipo de Marta Garaulet y Richa Saxena, publicado en la revista Diabetes Care (https://doi.org/10.2337/dc21-1314), confirma observaciones anteriores mostrando que el horario tardío de la cena altera el control de la glucosa debido a que provoca una disminución en la producción de insulina.

El trabajo muestra queMirella Zulueta los niveles de la hormona melatonina es mucho mayor cuando se cena tarde; y las personas con el genotipo GG en un determinado polimorfismo genético en el gen del receptor de la melatonina (MTNR1B) tienen niveles de azúcar en la sangre más altos que las personas sin esta variante genética.

Este estudio incluyó participantes de la población general, no diagnosticados con prediabetes o diabetes, y el 71% eran mujeres. El receptor 1B de la melatonina mediatiza muchos procesos intracelulares relacionados con el metabolismo, además de otros procesos vitales.

El MTNR1B es como un director de una gran orquesta compuesta por muchos músicos. En nuestro trabajo en Patia orientado a prevenir y manejar la diabetes de tipo 2, prestamos atención a varios de esos músicos particulares que participan en ocasiones en la creación de una melodía disonante que lleva a la diabetes tipo 2.

El trabajo de Garaulet et al realza la necesidad de considerar la información que el perfil genético de cada persona, incluyendo al receptor de la melatonina y otros genes claves para el metabolismo y efectores de la acción de este receptor, para una evaluación no solo del riesgo de cada persona de tener diabetes tipo 2 sino también para ayudar a establecer recomendaciones conductuales personalizadas de prevención y manejo de la diabetes

Para el equipo de Patia ese es nuestro objetivo. La manera de obtenerlo es a través de un sistema de prevención y manejo de la diabetes de tipo 2 (DiabetesPredict) que comienza con la evaluación del perfil genético de cada persona a través del análisis de 16 variantes genéticas. No nos paramos ahí. Integramos esa información genética y ofrecemos recomendaciones personalizadas conductuales de prevención y manejo de la prediabetes y la diabetes informadas por el genotipo.

Dra. Mirella G. Zulueta es la Directora médica de Patia    es Doctora en Biología Molecular por la University of Southern California, Máster en Biotecnología por la Universidad de Navarra y Licenciada en Medicina por la Universidad del País Vasco

genética y diabetes

El valor del análisis genético en el ámbito de la diabetes tipo 2

Igotz AranbarriEn mi consulta, tengo amplia experiencia en la individualización del abordaje y tratamiento de los pacientes basado en el análisis de su genoma, por ejemplo, con personas que tienen sobrepeso u obesidad y han decidido “empezar a cuidarse”. El estudio genético me permite aconsejarles específicamente qué tipo de ejercicio físico les resulta más adecuado, con qué frecuencia es más conveniente, recomendarles qué alimentos tomar y qué pauta horaria seguir, saber si se debe prestar una especial atención en el cuidado del sueño, etc personalizando el tratamiento farmacológico en base a la información genética obtenida.

Nuestra genética, esa única e irrepetible y nos caracteriza de manera individual, es la gran base sobre la que se va gestando el devenir de nuestra salud con el paso de los años. Sobre ella, tienen repercusión y peso específico otros muchos parámetros que contribuyen a que nuestra genética se manifieste de una u otra manera.

En el ámbito de la prevención de la diabetes tipo 2, sabemos que genéticamente podemos tener una mayor o menor predisposición a desarrollarla. Esto significa que nuestros genes y la información que éstos contienen, nos confieren más o menos riesgo a desarrollar una diabetes tipo 2, simplemente por lo que en ellos hay escrito. Es lo que nos viene de serie, heredado de padres y de nuestros ancestros. Y tenemos a nuestro alcance conocer esta información.

A su vez, sabemos que nuestro estilo de vida, es decir, la pauta de alimentación y ejercicio físico que sigamos, nuestro nivel de stress, la calidad del sueño, y otras muchas situaciones y características, impactan directamente sobre nuestra genética y constituyen factores que pueden favorecer o no el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Conocer nuestra predisposición genética a desarrollar diabetes tipo 2 nos permite analizar en profundidad cómo poner freno a la misma, cómo optimizar la intervención para evitar consecuencias graves actuando sobre nuestro estilo de vida.

Habitualmente, la atención a las personas se ha adaptado a su situación vital, patologías de base y de reciente diagnóstico. Esto ha supuesto que a todas las personas les hemos recomendado cosas muy similares, basadas en la evidencia, como puede ser en el caso de la persona con obesidad: “debe usted perder peso, y para ello debe reducir la ingesta de alimentos y comenzar a hacer ejercicio físico”.

Esto tan general y lejano a la personalización de tratamiento, queda relegado al desuso, gracias al estudio genético.

El análisis genético nos da la oportunidad de estudiar a cada persona en exclusiva y revisar no sólo el riesgo de desarrollo de diabetes que presenta, sino de detectar qué recomendaciones nutricionales y de ejercicio físico, así como de otros parámetros, son adecuadas para cada uno, y que no son adecuadas para otra.

El análisis genético nos permite realizar una medicina de precisión y personalizada, y aportar de esta manera un tratamiento y seguimiento individualizados: pautas específicas de alimentos, de tipo de actividad física, de fármacos y suplementos, etc.

Así, la genética nos ofrece la oportunidad de demostrar con evidencia que cada diabetes es diferente y que el abordaje holístico e integral que conlleva la patología es realidad y tiene nombre propio: el de cada uno de nosotros.

Dra. Igotz Aranbarri es médica especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Licenciada en la UPV-EHU y actualmente en el Ambulatorio de Arrasate (Gipuzkoa); es miembro de la Fundación redGDPS y participa en la formación continuada en la materia.

The following two tabs change content below.
PATIA Diabetes
Porque tu salud y la salud de tu familia son muy importantes, en Patia trabajamos para reducir los casos de diabetes en el mundo y ofrecemos herramientas que ayuden a conseguirlo. Si quieres hacernos una consulta, nos encantará ayudarte.