Niños y azúcar: predestinados de forma irremediable para la diabetes

Los niños entre 4 y 10 años consumen en el desayuno la mitad de la cantidad de azúcar que se recomienda no superar en un día. A pesar de ello, 8 de cada 10 padres creen que ese desayuno es saludable. Al final, estos niños consumen diariamente el triple del azúcar recomendado.

Los datos no pueden ser más elocuentes y parten de un reciente estudio del Reino Unido elaborado por el Departamento de Salud Pública de Inglaterra (PHE) en el que se pone de relieve la enorme cantidad de azúcar que utilizamos para embuchar a nuestros hijos de forma sistemática y diaria. Sin tregua y empezando de par de mañana.

Niños y azúcar: predestinados de forma irremediable para la diabetesAsí, antes de irse al colegio los niños británicos con edades comprendidas entre los 4 y 10 años ya han hecho acopio de más de la mitad de la cuota máxima que se recomienda no superar en un solo día. Con estos datos en la mano no es de extrañar que a lo largo de una jornada estos niños terminen incluyendo en su dieta más del triple del azúcar total que en cualquier caso no es recomendable superar. Un panorama nada halagüeño de cara a ese capital de salud que no conviene despilfarrar en especial cara a la diabetes. Este trabajo, conducido por la plataforma gubernamental Change4Life para la promoción de mejores hábitos de vida relacionados principalmente con la alimentación y la actividad física, llegó a estas conclusiones observando los desayunos de 200 familias en base a la Encuesta Nacional sobre Alimentación de este país.

Consumo de azúcar en niños y adolesce