Prevención de la diabetes tipo 2

Las medidas de prevención son determinantes para reducir el riesgo a desarrollar diabetes así como para disminuir sus posibles complicaciones en los riñones, el corazón el sistema nervioso, los pies o los ojos.

obesidad y diaberes

 

A pesar de que existen factores que no se pueden modificar – como la edad o la predisposición genética – claramente implicados en el desarrollo y evolución de la diabetes tipo 2, hay factores modificables en los que la tarea preventiva debe centrarse: evitar la obesidad, el sedentarismo y el consumo de alimentos poco saludables.

La combinación de actividad física moderada, como por ejemplo caminar 30 minutos diarios, con una alimentación saludable, baja en azúcares y grasas, son pautas básicas y muy eficaces en la prevención de la prediabetes y la diabetes tipo 2.

prevencion-diabetes-icono-corazonActividad física para prevenir la diabetes

Es muy importante el ejercicio físico moderado tanto para prevenir la diabetes como para controlarla si ya tenemos la enfermedad. Mantenerse activo o activa físicamente te ayudará a alcanzar y mantener un peso corporal saludable.

prevencion-diabetes-icono-manzanaNutrición saludable para prevenir la diabetes

Poner atención a lo que ingerimos se vuelve crucial cuando nuestros niveles de glucosa en sangre tienen riesgo de elevarse. No se trata sólo de vigilar los índices calóricos. Hay muchos alimentos contraindicados para la enfermedad y otros muchos que aportan los mayores nutrientes de una forma limpia y natural.

Consumir una dieta equilibrada, que contenga dos piezas de fruta* y tres raciones diarias de hortalizas, así como reducir el consumo de azúcar y grasas saturadas, son la pauta principal para llevar un estilo de vida saludable.

*Debido a su contenido en fructosa, no conviene tomar fruta en exceso. Especialmente algunas variedades