La prueba de hemoglobina HbA1c (hemoglobina glucosilada o glicada)

En la diabetes tipo 2 las primeras fases son generalmente silenciosas, muchas personas descubren que la tienen cuando se enfrentan a problemas como la visión borrosa o problemas del corazón. Similar es el caso de la prediabetes, – fase de advertencia de la diabetes que puede revertirse con pautas saludables de alimentación y ejercicio – al no presentar síntomas externos, si no se detecta a tiempo puede desembocar en una diabetes tipo 2 irreversible. La prueba de la hemoglobina glucosilada o glicada es fundamental para el control de ambas*.

¿Qué es la prueba HbA1c?

La hemoglobina es una proteína que se conecta con la glucosa. Se encuentra en los glóbulos rojos. Su función es llevar el oxígeno de los pulmones a todas las células del cuerpo. La glucosa ingresa a los glóbulos rojos y se adhiere (o glucosila) con las moléculas de la hemoglobina. A más glucosa en el cuerpo, más se glucosila o glicosila la hemoglobina.

La prueba HbA1c mide el nivel promedio de la hemoglobina glicosilada en la sangre durante los últimos tres meses, es un análisis de sangre que permite el diagnóstico y control de la prediabetes y la diabetes tipo 2.

  • Un índice de hemoglobina glicosilada A1C de 5.7% a 6.4 % indica prediabetes.
  • Un nivel de 6.5 por ciento o más indica diabetes.

Esta es una prueba complementaria a la medición diaria del nivel de glucosa que aporta una información muy útil porque refleja el promedio de glucosa en sangre de un periodo continuado y ofrece una visión muy fiable.

hemoglobina glucosilada o glicada