Si quieres una vida sana, lleva contigo una manzana

Dice un viejo refrán que “una manzana al día, del médico te libraría”. Hace poco leí una novela en la que una mujer viaja en el tiempo y se transporta a la Escocia del siglo XVI. De profesión médico, se ve obligada a vivir en una época ajena a la medicina actual y con graves carencias de higiene.

Se establece dos premisas para sobrevivir: lavarse bien las manos y comer una manzana diaria. La primera porque se ha demostrado que es una medida para evitar el contagio de muchas enfermedades y la segunda por mantenerse alejada del escorbuto, enfermedad muy común en la época causada por una dieta carente de vitamina C, presente en frutas y verduras.

Recientemente se ha conocido que los barcos vascos que viajaron a Terranova en el siglo XVI cargaban sus bodegas con enormes cantidades de barriles de sidra. A falta de manzanas frescas, los marineros bebían su jugo en forma de sidra para aportar vitamina C a su dieta y protegerse del escorbuto, enfermedad que también hizo estragos entre los marineros. (Leer más en Sidra para las ballenas en San Sebastián).

Por suerte, no estamos en el siglo XVI ni tenemos que ir a la caza de la ballena. Pero nuestros hábitos alimenticios, con un mayor consumo de alimentos poco saludables, han derivado en índices preocupantes de enfermedades como la diabetes y otras enfermedades relacionadas con la obesidad.

Fruta vida sana

Tenemos que empezar a actuar desde ya, llevar una vida más activa, hacer cambios en nuestra dieta y comer más frutas y verduras para reducir el consumo de grasas y azúcares. Un consejo para evitar tentaciones y más especialmente el picoteo entre horas, es tener una pieza de fruta a mano. Quien dice a mano, dice en el bolso, maletín o mochila. Y qué fruta más llevadera que la manzana.

Llevadera y muy sana. Comiendo esta fruta estás previniendo muchas enfermedades y – como dice el refrán – alejas al médico porque tiene muchas propiedades y beneficios:

  • Las manzanas son fuente de vitamina A y C.
  • Contienen también potasio, vitamina K, vitaminas B2 y B6 y manganeso.
  • Favorecen la regulación de la glucosa en la sangre, por lo que te protegen de la diabetes.
  • Ayudan a bajar de peso, porque tienes pocas calorías y su alto contenido en fibra (4,4g en una manzana de mediano tamaño) hace que tengas sensación de saciedad.
  • Tienen propiedades anticancerígenas, diferentes investigaciones señalan que su consumo colabora en la protección ante varios tipos de cáncer.
  • Por ser ricas en antioxidantes y fibra, reducen la enfermedades cardíacas y el colesterol

Volviendo al refranero, “no hay cosa más sana que comer en ayunas una manzana”. Así que, en ayunas, para el almuerzo o merienda, tu mejor compañera será una manzana.

The following two tabs change content below.
Itziar M. Ceberio

Itziar M. Ceberio

Social Media y Comunicación de Patia. Escribo sobre estilo de vida saludable, consejos, recetas e ideas para llevar una vida activa y sana. Consejos que pongo en práctica en primera persona, porque me preocupa mi salud y la de mi familia.